• ANTONIO PÁEZ LOBATO, S.A.
    El buen hacer no cambia con el tiempo: se mejora.
    Ver más
  • ANTONIO PÁEZ LOBATO, S.A.
    El buen hacer no cambia con el tiempo: se mejora.
    Ver más
  • ANTONIO PÁEZ LOBATO, S.A.
    El buen hacer no cambia con el tiempo: se mejora.
    Ver más


Bienvenido

El trabajo de la tonelería Antonio Páez Lobato va asociado a los grandes vinos, whiskies y licores. Esto ha sido posible gracias al talento de nuestros maestros toneleros, que han sabido transmitir, a través de generaciones, sus conocimientos, experiencias y su amor por el trabajo bien hecho. Empresa de tradición familiar que lleva más de 70 años combinando el trabajo artesanal con los nuevos aportes de la investigación enológica, para seguir ofreciendo calidad en sus productos.

Empresa

Toneleria Antonio Páez Lobato nace en 1946 fruto de la inquietud y vocación empresarial de Don Antonio Páez. Hoy día la empresa cuenta con clientes de vino en toda España y exporta 24.000 Barriles de roble por diferentes Destilerías de Whisky y Ron alrededor del Mundo. Con un equipo profesional de más de 40 personas, 20.000 m2 de instalaciones y 7.500 m3 de Roble secando en nuestros patios de forma Natural el nombre de Tonelería Antonio Páez Lobato está vinculado a muchos de las mejores marcas de Whiskies en el mundo!!

Bodega y envinado

En desarrollo

Productos

Calidad es el concepto clave con el que estamos comprometidos. Cualquier detalle, por pequeño que parezca, tiene su máxima importancia en el resultado final de cada bota, y esto nos lleva a seguir un riguroso control en todas las fases de fabricación de nuestros productos, que comienza con la elección de la materia prima en origen; usamos principalmente roble europeo y americano. Robles de diferentes orígenes o variedades, siempre a petición de nuestros clientes. Gracias al inigualable marco en el que nos encontramos, realizamos el secado de la madera de una forma natural, ya que en Jerez disponemos del sol, el viento y el agua idóneos para lograr un secado perfecto en un periodo de 18 a 20 meses aproximadamente. El tostado del interior de las botas es quizás el momento más importante del proceso, ya que gracias a él se obtendrán los sabores y aromas finales del vino. Por eso, siempre usamos retales de roble como única fuente de energía para nuestros hornos. Cada bota es única. Nuestros clientes pueden elegir el tipo de roble que mejor se adapte a sus necesidades y además, personalizar el grado de tueste que necesiten, según el gusto y la finalidad de uso de la bota. Finalmente, y tras el montaje completo, cada bota pasa el Control de Calidad, sometiéndolas a un proceso con agua caliente y aire a presión, que detecta cualquier posible poro para así evitar futuras filtraciones. Tenemos que hacer mención a nuestras Botas Envinadas (Sherry Casks) , que envinamos en nuestras propias Bodegas con Vinos de Jerez, aportando así el aroma y sabor de los inigualables caldos Jerezanos. Puedes ver nuestros productos aquí